El juego en la infancia
julio 21, 2017

Blog

Una educación de calidad durante los primeros años son esenciales para la configuración cognitiva, emocional, social y motora de los niños durante el transcurso de su vida.

  LA RIQUEZA EN LA EDUCACIÓN PREESCOLAR

 

  • “Mejor ahorramos 3 años más y metemos a Emma a una muy buena escuela cuando empiece la primaria”.
  • “¿Qué va a aprender Mateo a los 2 años y medio? Lo único que hacen los niños de su edad es jugar”.
  • “Inés puede estar en casa un años más, mientras yo regreso al trabajo puede quedarse con la nana, así no entra a la escuela tan chiquita”.

 

Es probable que todos hayamos dicho u oído estas palabras en alguna u otra ocasión. La decisión de cuándo y a dónde llevar a nuestros hijos al maternal y preescolar es una llena de matices. Queremos lo mejor para ellos aunque muchas veces no sabemos con exactitud lo que eso significa para nosotros y nuestro pequeño núcleo familiar. Nos rodean opiniones que dicen que lo mejor son los programas de estimulación temprana, otras más tradicionales aseguran que mejor que los niños se queden en casa hasta alrededor de los 3, casi 4 años. Otras más que lo ideal es meter a los niños a escuelas sencillas, lo más cercanas a casa y esperar hasta la primaria para hacer compromisos grandes en cuanto a economía y logística.

 

Sin embargo, existe información e investigaciones, como las del Premio Nobel en economía James Heckman,[1] que revelan la importancia del aprendizaje de calidad en un entorno social, a una temprana edad. Los programas preescolares ayudan a los niños a desarrollar habilidades que les llevarán a estar listos para aprender cuando entren a la primaria. Aún más, los beneficios de una educación de calidad durante esos primeros años son esenciales para la configuración cognitiva, emocional, social y motora de los niños durante el transcurso de su vida.

Estos son algunos de los beneficios de ingresar a los niños de edades tempranas a programas de aprendizaje preescolar de calidad:

  • Habilidades sociales: Empatizar e interactuar exitosamente con un grupo de sus semejantes y además, relacionarse fácilmente con adultos.
  • Habilidades de lenguaje: Tener herramientas de lenguaje adecuadas para así poderse beneficiar de experiencias que faciliten su cognición y su desarrollo educativo y social.
  • Habilidades de funciones ejecutivas: Mantener y manipular información en el cerebro, planear y regular el comportamiento propio, resolución de problemas y ser creativo.
  • Habilidades de auto-regulación emocional: Adaptar comportamientos dependiendo de la situación, controlar los impulsos y cambiar la atención.
  • Auto-Regulación en habilidades de conocimiento: Posponer la satisfacción inmediata en pos de obtener metas a largo plazo, sostener la atención, ser persistente y permanecer concentrado. [2]

Los niveles elevados de neuroplasticidad propios del cerebro infantil, la curiosidad a flor de piel, la apertura nata al mundo que les rodea y el juego como medio principal con el que se explican la vida, hacen de los primeros años los más importantes y contundentes para invertir en la educación.

Después de todo, citando al autor Robert Fulghum, “Todo lo que realmente necesito saber sobre cómo vivir y cómo ser, lo aprendí en el Kínder”.

Autor:  Rossana Julián

[1] https://heckmanequation.org/resource/research-summary-lifecycle-benefits-influential-early-childhood-program/

[2] Leseman P. Preschool and Learning-Related Skills. In: Tremblay RE, Boivin M, Peters RDeV, eds. Melhuish E, topic ed. Encyclopedia on Early Childhood Development [online]. http://www.child-encyclopedia.com/preschool-programs/according-experts/preschool-and-learning-related-skills. Published December 2012.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACT US / CONTÁCTANOS
Español
Solicita informes para formar parte de nuestra comunidad.
SOLICITA INFORMACIÓN
X Cerrar